viernes, 15 de noviembre de 2013

La senda del dragón - Daniel Abraham





Título: La senda del dragón (The Dragon’s Path)
Autor: David Abraham
Saga: La Daga y la Moneda #1 (The Dagger and the Coin #1)
Traducción: Manuel Manzano
Editorial: RBA fantástica
Número de páginas: 656 páginas
ISBN: 9788490065877
 

Los dragones son seres del pasado, creadores de todas las razas humanoides que pueblan el mundo, cada una de ellas adaptada a una función determinada: la guerra, el arte, la minería… sin embargo, su éxito fue desigual y su obra es el origen de casi todos los conflictos que conducen al Sendero del Dragón, el camino que lleva a la guerra.

Con el verano se han reavivado las escaramuzas entre los nobles, pero esta vez la caída de unos granos de arena sin importancia va a provocar un alud que amenaza con arrastrar a los protagonistas de la novela: Marcus, un mercenario especializado en proteger caravanas con un pasado misterioso; Cithrin, una adolescente huérfana criada por un banco que deberá trasladar grandes riquezas a través de una zona de guerra; y Geder, descendiente de una familia de la nobleza, más interesado en la filosofía que en la espada.

Creo que he leído este libro en el momento equivocado de mi vida. Últimamente necesitaba leer libros que realmente me atraparan, de estos que no puedes soltar sus páginas una vez comienzas. Además, antes y después de este libro me he encontrado con dos lecturas buenísimas, que en cierto modo, estoy segura que han ayudado a que este libro pasara por mis manos sin pena ni gloria. Porque esa ha sido exactamente mi opinión sobre el libro.

La senda del dragón nos sitúa en un mundo fantástico formado por trece razas diferentes que, debido a sus diferencias, crean continuamente conflictos bélicos que sacuden toda la civilización conocida. Tengo que decir que el prólogo me pareció fascinante. Me dio pie a hacerme con este nuevo mundo en todas sus facetas: razas, geografía, religión historia; a la vez que planteaba una trama que prometía muchísimo y me dejó muy intrigada y con ganas de leer más. ¿Qué pasó? Que después de este genial prólogo, la narración cambia por completo.

Conocemos a los tres protagonistas de los que se nos habla en la sinopsis: Marcus, Cithrin y Geder cuyas historias se irán desarrollando a lo largo del libro. Y este cambio de personajes, de tono y de trama para mí fue demasiado brusco. Pasé de un único personaje que me llamó mucho la atención, a un montón de personajes, porque no solo son los tres protagonistas sino todos los personajes de su trasfondo, es decir, un montón de personajes nuevos que al principio me liaron bastante. Me dio la impresión de que no tenían nada que ver y que, al ser el comienzo del libro, sus tramas eran muy lentas, con muchísimos personajes secundarios y con cambios relativamente rápidos que me impedían quedarme con la idea.

De esta forma, pasé de una idea que me atraía mucho a un montón de personajes que, al principio, no me interesaron lo más mínimo. Y es que, aunque son muy distintos y cada uno aporta cosas diferentes a la narración, no he terminado de cogerle el punto a ninguno. No son personajes que ame, pero tampoco son personajes que haya odiado, me han resultado bastante indiferentes. Es cierto que, hacia el final del libro, esto cambió y sí que comencé a disfrutar algo más con los protagonistas. Pero como ya os digo, fue casi al final del libro.

Por otro lado, y este ha sido mi principal problema con el libro es que me ha resultado increíblemente lento de desarrollo. Entiendo que los primeros libros suelen ser introductorios, tienen todo un mundo nuevo que explicarte y eso puede llegar a ser, en ocasiones aburrido, pero siempre necesario. En este caso, habiendo leído el libro y recapitulando, me parece increíble el número de páginas que ha usado el autor para contar lo poco que ha contado. Es decir, para mi gusto, relleno, relleno, y relleno, lo cual sumado a unos personajes que me resultaban indiferentes pues…

No es un libro que me haya enganchado. Todos los acontecimientos suceden de forma muy general, o al menos así es como te los cuentan. Me ha dado la impresión de que el autor trata de evitar las batallas y enfrentamientos directos y que, en ocasiones, se salta algunos periodos de tiempo, o avanza a trompicones, para resumirte luego lo que ha pasado. De esta forma, la línea de tiempo se me ha hecho algo inconstante y complicada de seguir. Al final, nos encontramos con un epílogo que hace que algunas piezas encajen en nuestra cabeza. Te hace tener curiosidad por saber qué pasará, pero a la vez me resultó más evidente esa gran introducción lenta y densa que es el libro.


La senda del dragón, definitivamente no ha sido lo que pensé que sería. Y es que creo que la novela pintaba genial, quiero decir, leed esa sinopsis, pero que entre que la he leído entre dos lecturas increíbles, que me ha parecido demasiado introductorio y lento y los personajes no me han convencido, para mi gusto ha dejado bastante que desear. No creo que sea una mala novela, ojo, soy bastante consciente de que en parte estaré influenciada por mis lecturas previas y posteriores, pero tampoco puedo decir que me haya gustado. El sentimiento, como os he descrito antes ha sido de una novela que pasa sin pena ni gloria. Que está bien, un mundo con potencial una historia que tiene buena pinta pero que no me ha llegado. Que no ha conseguido absorberme ni atraerme a este nuevo mundo. 

11 comentarios :

  1. Hace tiempo me gustaba muchísimo este tipo de libros, pero ya no tanto y la verdad, me gustaría que no fuese así porque realmente disfrutaba estas historias. Que una trama avance a trompicones es lo peor que puedo leer, notaría que me estoy perdiendo algo y creo que tampoco me gustaría en especial y con lo de los personajes coincido en lo que comentas, si meten muchos, lo más seguro es que te acabes tirando de los pelos del lío.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Hola :3
    No termina de llamarme, así que lo dejaré pasar
    besos

    ResponderEliminar
  3. Una pena que sea de esos libros de "vale, pues un libro más".
    A mí todos los libros que lleven la palabra dragón en el título o la sinopsis me llaman, pero a veces hay que controlarse.
    Gracias por la reseña =)

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa!
    La verdad es que no me llama.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  5. Vaya, con lo que promete la sinopsis D: Que mal que no haya gustado tanto. De igual manera creo que me gustaría leerlo, por la razón de los dragones y las razas que tienen una función determinada :D

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! :D
    Es una pena, ya que la sinopsis parecía prometer una historia muy original. A mi también me pasa cuando he leído algún libro que me ha dejado muy buen sabor de boca, y luego leo otro que no me llena, es difícil hacer una buena valoración.
    Espero que con la próxima lectura tengas más suerte ^^

    Un besito :D

    ResponderEliminar
  7. Dime superficial pero por la portada ya no me llamaba la atención. Leída tu reseña lo dejo pasar definitivamente, yo también estoy en un momento que me apetecen lecturas que enganchen.
    Besos,

    ResponderEliminar
  8. Puf, pues tal y como lo pintas y siendo el primero de una saga, directamente paso xDDD
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola

    Acabo de descubrir tu blog y me ha encantado :)

    Espero que te pases por el mío :)

    Un beso ;P

    ResponderEliminar

Sois libres de comentar, es más, siempre se agradece. Positivos o negativos, en acuerdo o desacuerdo, pero siempre siendo respetuosos.
Los comentarios que considere ofensivos, contengan spam o enlaces de descarga serán exterminnados. En este blog no se permiten Daleks.