miércoles, 6 de junio de 2012

Choque de Reyes: citas

Aviso: este post contiene una selección de citas de 'Choque de Reyes', el libro, no la serie. Por lo tanto, algunas pueden contener spoilers de la trama y del libro anterior, 'Juego de Tronos'.








-También lamento tu pérdida, Joffrey.
-¿Qué pérdida?
-La de tu regio padre. Haz memoria: un hombre alto, con barba negra. El que era rey antes que tú. (Conversación entre Tyrion y Joffrey)

-Ese hombre ha dicho que se iba a llevar tu cabeza.
–Bueno… si me la puede quitar del cuello que se la quede. (Conversación entre Arya y Yoren)

-El miedo no debe avergonzarnos; me lo dijo mi padre. Lo importantes es cómo nos enfrentamos a él. (Jon Nieve)

-Ah. Dulce como el verano. Oigo como las uvas cantan en mi lengua.
-Ya decía yo que se oía un ruido raro. Decidles a las uvas que se callen; la cabeza me va a estallar. (Varys y Tyrion jaquecoso)

-El poder está donde los hombres creen que está. Es un truco, una sombra en la pared. Y un hombre pequeño puede proyectar una gran sombra. (Varys, hablando con Tyrion)

-Cuanto más haga esperar a Cersei, más furiosa se pondrá,  la furia la vuelve idiota. La prefiero furiosa e idiota a serena y astuta. (Tyrion a Bronn)

-Tenía dieciséis años y padecía un grave caso de autosuficiencia juvenil, sin una pizca de humor ni duda que lo aliviara, y agravado por la arrogancia propia de los que nacen rubios, fuertes y atractivos. (Tyrion hablando de Ser Lancel, su primo)

-Los vivos deberían sonreír, porque los muertos no pueden. (Dagmer Barbarrota a Theon Greyjoy)

-Si hay algo que puede hacer que un Lannister se ponga en marcha es quitarle su oro. (Ser Wendel  Catelyn Stark)

- Los Hombres Pesarosos eran un antiquísimo y sagrado gremio de asesinos, llamado así porque sus miembros siempre susurraban “Lo siento mucho” a sus víctimas antes de matarlas. Los qarthienses eran, ante todo, educados.

-El enemigo al que no se ve es siempre el más temible. (Jon Nieve)

-No estoy seguro de nada, excepto del invierno y la batalla. (Tyrion a Bronn)

-Por lo que veo, el florecimiento no te ha hecho más avispada. Permíteme que comparta contigo, en este día tan especial, un poco de sabiduría femenina, Sansa. El amor es un veneno. Un veneno dulce, sí, pero un veneno que mata. (Cersei hablando con Sansa)

-Me he convertido en una mujer amargada. No disfruto de la comida ni de la bebida; las canciones y las risas me son tan ajenas que desconfío de ellos. Vivo en la tristeza y la añoranza perpetuas. Donde antes tenía el corazón, ahora solamente hay un lugar vacío. (Catelyn, tras conocer la muerte de Bran y Rickon)

-El hielo puede ser tan mortífero como el fuego. (Catelyn)

-La muerte causada por el veneno puede parecer natural. En cambio, sería más difícil alegar que se me cayó la cabeza. (Jaime Lannister a Catelyn Stark)

-Dicen que yo soy solo medio hombre. Entonces, ¿vosotros qué sois? No me oiréis gritar el nombre de Joffrey. Tampoco me oiréis gritar que combato por Roca Casterly. La ciudad que Stannis quiere saquear es la vuestra; vuestra es la puerta que está intentando derribar. De modo que venid aquí conmigo, ¡vamos a matar a ese hijo de puta! (Tyrion, al mando de la defensa de Desembarco del Rey)

-Si fuera otro el que se encontrara ante nuestras puertas, podría tratar de seducirlo. Pero es Stannis Baratheon. Me resultaría más fácil seducir a su caballo. ¿Os escandalizo, mi señora? No seas idiota. Las lágrimas no son la única arma de la mujer. Tienes otra entre las piernas, y más vale que aprendas a usarla. Ya verás como los hombres utilizan a menudo sus espadas. Los dos tipos de espadas. (Cersei, borracha, hablando con Sansa en el asedio de Desembarco del Rey)


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Sois libres de comentar, es más, siempre se agradece. Positivos o negativos, en acuerdo o desacuerdo, pero siempre siendo respetuosos.
Los comentarios que considere ofensivos, contengan spam o enlaces de descarga serán exterminnados. En este blog no se permiten Daleks.