lunes, 31 de agosto de 2015

The Rithmatist - Brandon Sanderson



The Rithmatist (El Rithmatista) – Brandon Sanderson 

Rithmatist #1 (El Rithmatista)
Tor (Ediciones B en español), 378 páginas, 7.99  £ // 19
9781447266150



“Más que nada en la vida, Joel quiere ser uno de los Rithmatista. Elegidos en una misteriosa ceremonia, estos tienen el poder de infundir vida a figuras bidimensionales y, además, son la única defensa de la humanidad contra unas despiadadas criaturas que amenazan todas las islas americanas dejando un reguero de cadáveres a su paso.
Pero cuando varios estudiantes para Rithmatista empiezan a desaparecer, con visibles muestras de violencia física, Joel es designado como ayudante del profesor que investiga dichos casos. De pronto, el chico se encuentra tras la pista de un descubrimiento inesperado, que cambiará su mundo para siempre.”
Sinopsis de la edición en español de Ediciones B

Después de mi disgusto con Alloy of Law, The Rithmatist llego a mis manos como un soplo de aire fresco. Una novela entre middle grade y YA con otro tono completamente diferente a mi lectura anterior.

He leído a mucha gente quejarse de que esta novela es de las más infantiles de Sanderson. ¡Cómo si eso fuera algo malo! Y sí, lo es, básicamente porque es middle grade y porque Joel, el protagonista, está entrando en la adolescencia. Personalmente, cuando voy a leer un libro de este tipo, no espero una complejidad de saga de diez libros de alta fantasía, básicamente, porque está dirigida a un público más infantil y, digáis lo que digáis, a un chico de esa edad le das un tocho de mil páginas y se ríe en tu cara. Lo que quiero decir es que sepáis lo que vais a leer y no le pidáis peras al olmo.

La trama es bastante sencilla. Joel estudia en una escuela donde rithmatistas y no rithmatistas estudian juntos. Los rithmatistas son personas con una capacidad especial con la cual, tras mucho estudio, son capaces de dibujar líneas que “cobran vida” con las cuales combaten a unas criaturas hostiles que de otra forman habrían destruido el mundo y exterminado a la humanidad. Joel no es uno de estos rithmatistas, pero está muy interesado en ellos. Repentinamente, algunos de estos estudiantes rithmatistas comienzan a desaparecer  y Joel se encuentra en el equipo que investigará este caso.

El libro está cargado de tópicos: el niño con padre muerto que está en un sitio que no encaja, la amiga guapa con la que al principio se lleva muy mal, la Academia, el profesor excéntrico y un misterio que solo él puede resolver.

Para mi gusto la trama en líneas generales tarda poco en exponerse y se desarrolla a buen ritmo. Me ha mantenido enganchada e interesada a lo largo de todo el libro. Si bien es cierto que hay algunos puntos previsibles, no es algo que me haya molestado porque me interesaba mucho el cómo se estaban desarrollando los hechos. Por supuesto, está el hecho de que el protagonista niño siempre resuelva las cosas antes que los adultos y haga cosas que ellos no pueden pero bueno, no es algo que me haya chirrado o molestado mucho. Me ha resultado unos de esos libros que, de poder, habría leído del tirón.

El sistema mágico me ha parecido increíble. Las teorías rithmaticas vienen explicadas de forma progresiva y, al comienzo de cada capítulo, hay un dibujo de las mismas con algunas explicaciones. Yo ya había oído hablar del sistema mágico por lo que no me pilló de buenas a primeras, pero de lo contrario a lo mejor me habría resultado algo complicado de entender. Es algo abstracto, aunque los dibujos ayudan mucho, pero aún así creo que cuesta un poco hacerse a la idea. Una vez lo pillas, la verdad es que todo tiene mucho más sentido.

Joel me ha gustado mucho. La verdad es que esperaba que fuera a ser un rithmatico y no ha sido el caso, lo cual le ha dado puntos al libro. Además, me ha dado la impresión de ser muy humano: comete errores, tiene algunos fallos de carácter bastante grandes, guarda rencores… No es de estos personajes perfectos que parecen surreales y calculados al detalle. Da mucho juego como protagonista y crea una relación muy curiosa con Melody, la protagonista femenina. Melody es una rithmatica, pero una muy torpe incapaz de hacer buenos dibujo y necesita muchas clases de refuerzo por lo que no es la típica empollona a la que estamos acostumbrados. Me han parecido un duo muy divertido, dinámico y lleno de contrastes que han hecho el libro más entretenido.


The Rithmatist es un libro relativamente corto entre el middle grade y el Young adult. A pesar de tener muchos elementos muy típicos, se lee muy rápido, es muy amena y aunque la trama a veces es previsible, la forma en que está llevada a cabo me ha mantenido enganchada a interesada hasta el final. El sistema mágico me ha llamado la atención, si bien puede ser algo complejo y confuso al principio. Los protagonistas, aunque algo típicos, tienen mucha personalidad propia y como duo ganan mucho contrarrestándose el uno al otro. Si buscáis un libro que no sea muy denso, con un sistema mágico muy bueno, ameno y entretenido es una gran opción. 

3 comentarios :

  1. lo quiero leer :) de alguna manera iniciarme con el autor pronto!

    ResponderEliminar
  2. Hola =)
    Hace poco que terminé Steelheart, me he quedado con más ganas de Sanderson en mis lecturas y no me atrevo a aventurarme todavía por El archivo de las tormentas, así que acabaré apoderandome de este libro. Tiene buena pinta y Sanderson suele ser apuesta segura.
    ¡Me encanta tu blog! =)
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hola :) Lo tengo en la estantería para una próxima lectura, la verdad que pinta bastante bien sobre todo por ese sistema de magia, pero antes quiero ponerme con Nacidos de la bruma; que llevo con ansia desde que termine Elantris esperando a que pase todo el verano y tener tiempo para poder ponerme a plena potencia. Un beso^^

    ResponderEliminar

Sois libres de comentar, es más, siempre se agradece. Positivos o negativos, en acuerdo o desacuerdo, pero siempre siendo respetuosos.
Los comentarios que considere ofensivos, contengan spam o enlaces de descarga serán exterminnados. En este blog no se permiten Daleks.