viernes, 30 de enero de 2015

Firefight - Brandon Sanderson



Firefight Brandon Sanderson 
Reckoners #2

Gollancz, 400 páginas, 16.99 libras 
9780575104211

They told David it was impossible--that even the Reckoners had never killed a High Epic. Yet, Steelheart--invincible, immortal, unconquerable--is dead. And he died by David's hand. 
Eliminating Steelheart was supposed to make life more simple. Instead, it only made David realize he has questions. Big ones. And there's no one in Newcago who can give him the answers he needs.
 

Babylon Restored, the old borough of Manhattan, has possibilities, though. Ruled by the mysterious High Epic, Regalia, David is sure Babylon Restored will lead him to what he needs to find. And while entering another city oppressed by a High Epic despot is a gamble, David's willing to risk it. Because killing Steelheart left a hole in David's heart. A hole where his thirst for vengeance once lived. Somehow, he filled that hole with another Epic--Firefight. And he's willing to go on a quest darker, and more dangerous even, than the fight against Steelheart to find her, and to get his answers.”



Tras la lectura  de Mitosis, como os comenté en la entrada anterior, no necesaria para seguir la trilogía retomo las aventuras de David con Firefight, la segunda parte de la trilogía juvenil Reckoners de Brandon Sanderson. Si no habéis leído el primer libro, vais a encontrar spoilers del primero en esta reseña, porque obviamente, incluso en la sinopsis encontraréis spoilers.

Si Steelheart se centraba en la ciudad de Newcago y el Épico que la controlaba, Steelheart, en este nuevo libro nos centraremos en la ciudad de Babylon Restored y la Épica que la controla: Regalia. Es un trasfondo que me ha dejado totalmente asombrada, Newcago tenía sus curiosidades y particularidades pero Babylon Restored, tal y como me la he imaginado con el agua, las plantas y las luces era sencillamente increíble. Me parece que visualmente llama muchísimo la atención y que combinado con los poderes de Regalia como Épica da muchísimo juego a la trama.

Lo que más disfruto de este libro es como está escrito pues es narrado desde el punto de vista del propio David, y él tiene una forma de ver las cosas, un tanto peculiar. Es una narración muy amena y dinámica en la que el ácido humor de David, y sus pésimas, aunque a veces, divertidísimas metáforas, lleva la nota cantante. Es un personaje que me gusta mucho, me hace reír a carcajadas, literalmente. Si el personaje de David te gustó, la forma en que narra los sucesos seguramente os encante. Por lo contrario si su personaje no os ha convencido demasiado, es probable que os cueste un poco avanzar por ello.

Yo me encuentro en el primer grupo: David me parece un gran personaje y si pensáis que no podría evolucionar más, estáis equivocados. Me ha gustado el enfoque que le ha dado en este libro, esas nuevas líneas de pensamiento que surgen de él y esas dudas que se plantea. No obstante, encontramos nuevos personajes en este libro de los cuales tengo que destacar a Exel. Por supuesto, algunos personajes del primer libro vuelven a tener su parte de acción. Y si, con esto me refiero a que Megan vuelve. Pero no os diré más.  

También, para los fans de Mistborn hay una escena que me ha recordado muchísimo a esa trilogía y es la escena del esbozo del plan y la pizarra. No sé si habrá sido algo adrede o algo que he visto yo sola debido a mi obsesión malsana por el autor, pero sea como sea, me ha parecido una de las escenas más divertidas y mejor narradas del libro.

Lo que empezó siendo una lectura tranquila por mero entretenimiento y diversión terminó con un enganche terrible al libro, intentando encontrar tiempo de cualquier lado para terminarlo. A partir de la mitad de la tercera parte el ritmo se vuelve frenético, la trama desvela un par de giros que yo no me había visto venir y que me crearon la necesidad de saber cómo acababa y el final no me ha decepcionado para nada. Excepto por el hecho de que no es un final tan tranquilo como el anterior. Tengo verdaderas ansias de coger el desenlace de esta trilogía y ver cómo termina todo.


Steelheart me gustó, me gustó mucho, pero creo que Firefight le ha superado. No solo creo que el trasfondo, en cuanto a Regalia y la ciudad de Babylon Restored ganan muchísimo y dan mucho juego sino que la trama tiene muchas más ramificaciones que el primer libro. No solo tenemos la trama principal sino que hay varias tramas secundarias que me han dejado igualmente enganchada a sus páginas. Además, desde mi punto de vista, los personajes secundarios pueden lucirse más en este segundo libro. Definitivamente recomendado si el primero os gustó. 

2 comentarios :

Sois libres de comentar, es más, siempre se agradece. Positivos o negativos, en acuerdo o desacuerdo, pero siempre siendo respetuosos.
Los comentarios que considere ofensivos, contengan spam o enlaces de descarga serán exterminnados. En este blog no se permiten Daleks.